Volver a sonreír tras los efectos del Bruximo

El Bruxismo se conoce como el hábito de rechinar los dientes. Es involuntario e inconsciente, generalmente se produce mientras dormimos. Dolor mandibular y de cabeza, desgaste de las piezas dentales, e incluso insomnio, son algunos de los síntomas, más habituales.

Sus efectos dificultan el día a día de quienes padecen bruxismo. Desde sensibilidad, hasta problemas para comer, y pérdida de estructura dental. Es más habitual de lo que muchos piensan y tiene solución. Por ello, les queremos mostrar el caso de Gabino.

Este paciente notaba cómo se iban desgastando sus dientes con el paso del tiempo. Era consciente de que apretaba mucho los dientes mientras dormía y esta parafunción empezaba a causar graves problemas. Sobre todo la sensibilidad dental.

“Era un calvario, ibas a comer y te lo tengáis que pensar. Si te tomabas algo, con una pajita”

Gabino-Paciente Clínica Dental Rafael Pla

Gabino presentaba un desgaste dental avanzado y severo. Se le ha realizado una rehabilitación total, para generar espacio y restablecer una nueva oclusión en la que estuviera cómodo. Para ello, se han utilizado carillas de cerámica en los dientes anteriores y superiores, e incrustaciones dentales. El objetivo, devolver la anatomía pérdida, sin sacrificar más estructura dental.

Como tratamiento, se ha elaborado una férula de descarga para las noches. Y, de este modo, evitar que los dientes rechinen cuando entran en contacto.