¿En qué consiste la sedación consciente?

La sedación consciente consiste en administrar al paciente fármacos anestésicos por vía intravenosa de forma individualizada y en función de sus antecedentes médicos.

Durante la sedación, el paciente estará consciente, respirará de manera espontánea y podrá hablar con nosotros.

El anestesiólogo (médico especialista en anestesia) dispondrá de monitorización continua para vigilar su estado durante la realización del procedimiento clínico.

Se le realizará en régimen ambulatorio, es decir, el paciente llegará de su casa, se le realizará la intervención y a continuación volverá a su domicilio.

El uso de la sedación consciente tiene las siguientes ventajas:

  • Estado confortable, tranquilo y sin dolor.
  • Vigilancia y control médico durante todo el procedimiento clínico.
  • Disminución de la ansiedad y molestias causadas.
  • Evita el miedo a los tratamientos dentales.

¿En qué consiste la sedación por inhalación?

La sedación por inhalación es una técnica por la cual el paciente respira una mezcla de óxido nitroso (N2O) y oxígeno que rápidamente produce una agradable sensación y relajación. El paciente permanece consciente durante todo el tratamiento.

El objetivo de esta técnica no es la total eliminación del dolor pero controla el miedo y la ansiedad del paciente. El uso de técnicas de semi-hipnosis por parte del profesional es esencial para un control con éxito de la ansiedad. La cantidad de óxido nitroso se ajusta a las necesidades del paciente.

La sedación por inhalación de N2O/O2 se usa en numerosos países de forma generalizada. No existen datos registrados sobre incidentes relacionado con la sedación consciente, debido al alto nivel de seguridad de esta técnica, así como del equipamiento utilizado.

El uso de la sedación por inhalación es recomendado en los siguientes casos:

  • Pacientes con anemia o desarreglos de sangrado.
  • Pacientes con asma.
  • Pacientes con patologías cardíacas.
  • Pacientes con problemas psiquiátricos o psicológicos.
  • Pacientes con ansiedad frente al odontólogo o con reflejos de vómitos muy marcados.
  • En tratamientos traumáticos.
  • En tratamientos largos y molestos.
  • En odontología conservadora al realizar un gran número de obturaciones en la misma sesión.
  • En limpiezas y pulidos puede eliminar el uso de anestésicos locales.
  • En pacientes nerviosos, niños y pacientes discapacitados.

En caso de que necesites un tratamiento con sedación consciente, llámanos y pide cita en nuestra clínica dental en Albacete