Ni dientes pequeños, ni demasiada encía… sonrisa gingival | TRATAMIENTO

A menudo nos encontramos con pacientes que dicen tener dientes demasiado pequeños, o que muestran mucha encía al sonreír. En odontología esto se denomina sonrisa gingival y tiene solución. Esta alteración se puede corregir mediante un alargamiento coronario. 

El exceso de encía al sonreír o la sensación de diente pequeño tiene varios diagnósticos. Uno de los más comunes y sencillos es la erupción pasiva alterada. En este caso, las principales consecuencias son estéticas. Estos pacientes aseguran que sienten cierta vergüenza o complejo al sonreír. Aunque también pueden tener complicaciones periodontales o problemas de mandíbula, por lo que antes es necesario un correcto diagnóstico. 

Sin embargo, muchos de estos casos se corrigen con un alargamiento coronario

¿Qué es el alargamiento coronario? 

Sonrisa gingivalEl alargamiento coronario es una práctica muy habitual en la clínica dental. Se trata de una pequeña intervención quirúrgica, en la que eliminamos el exceso de encía y de hueso que cubre parte del diente. Después se colocan unas suturas y tras una semana, se retiran y ya tendríamos el resultado final.

Es una intervención sencilla, con un postoperatorio, relativamente ligero. La inflamación es poco común, rara vez se produce. En caso de molestias, con tan solo un par de días de toma de analgésicos remite. 

Las intervención de alargamiento coronario en el sector anterior estético son todas muy similares. No requiere cuidados especiales de postoperatorio, aunque el doctor suele dar unas recomendaciones de higiene para los días posteriores a la intervención. Solo se necesita después un cepillo especial para la limpieza diaria y a disfrutar de una nueva sonrisa.