Falsos mitos sobre los beneficios de masticar chicle | PREVENCIÓN

Es una práctica habitual. Masticar chicle es casi un hábito para algunas personas. Pero ¿es saludable o no? ¿puede dañar nuestros dientes o mandíbula?

A continuación destacamos algunos de los falsos mitos sobre el chicle, pero ¡ojo! Porque algunos son ciertos. 

“Masticar chicle produce caries” 

CIERTO. Al masticar chicle, lo que haces es impregnar y cubrir tus dientes con azúcar, favoreciendo, efectivamente, la aparición de caries. 

Chicles sin azúcar
Chicles sin azúcar

“Sin azúcar, sí son buenos para la salud oral”

SI Y NO. Sin azúcar son mucho mejores para nuestra salud dental, que si contienen azúcar. Estimulan la producción de saliva, inhiben la reproducción de algunas bacterias y minimizan el riesgo de caries. Pero suele contener edulcorantes. 

“Ayudan a limpiar los dientes” cuando no tenemos un cepillo a mano 

Es CIERTO que la goma de mascar puede ayudarnos a limpiar los dientes y a neutralizar los ácidos liberados por las bacterias, pero en ningún caso un chicle de menta puede sustituir al cepillado y al uso de otros complementos de higiene dental.

"Masticar

“Masticar chicle puede dañar la mandíbula” 

NO DAÑA LA MANDÍBULA. La articulación temporomandibular es la responsable de que podamos abrir y cerrar la boca y masticar. Cuando comemos chicle, hacemos este movimiento de forma continua, pero la ATM funciona como una bisagra y no es tan fácil que se rompa. 

Como conclusión, podemos decir que masticar chicle no es del todo bueno, ni tampoco malo. Como tantas otras cosas, no sería recomendable un consumo excesivo. En caso de tener este hábito, mejor consumirlo sin azúcar. Y no descuidar la higiene bucodental, recordar que en ningún caso son sustitutivos la limpieza diaria recomendada. 

Whatsapp a la Clinica Dental Rafael Pla