Caso clínico:
Traumatismo dental

Los traumatismos dentales, por desgracia, son muy comunes.

Un traumatismo dental es una situación que consideramos de urgencia dental, ya que el paso del tiempo ante un traumatismo es fundamental para el pronóstico del diente afectado.

Cuando sufrimos un traumatismo dental, lo primero que debemos hacer es intentar localizar el fragmento del diente fracturado, ya que en la mayoría de los casos ese fragmento se puede adherir, “pegar” al diente, con un resultado muy estético y funcional y lo mas importante muy estable con el paso del tiempo.

 Los fragmentos del diente se deben guardar preferiblemente en suero fisiológico, leche desnatada o en la propia saliva.

Desafortunadamente hay veces que el fragmento dental no se puede localizar, o el estado en el que se encuentra no lo podemos utilizar, pero para estos casos contamos con excelentes materiales restauradores que imitan a la perfección las propiedad ópticas y funcionales de los dientes.

Los materiales restauradores por excelencia ante los traumatismos son los composites dentales. Este material se adhiere al diente, y no es necesario eliminar estructura dental, únicamente se añade el material al diente.

Os dejamos un caso de un traumatismo en un niño de 11 años. Sufrió un traumatismo en el colegio. Los fragmentos del os dientes estaban en mal estado y estaban incompletos para la reconstrucción del diente. Estos dientes se reconstruyeron con composites estéticos, en una sola cita.

Es muy importante el control radiográfico de estos dientes así como pruebas de vitalidad por si hubiera afectación pulpar (nervio del diente). Los controles radiográficos los realizaremos a la semana, al mes y a los tres meses.

Resultado final

En caso de que necesites una restauración dental, llámanos y pide cita en nuestra clínica dental en Albacete.